Tribuna Valladadolid

Esperanza: confianza de lograr un cosa o de que se realice algo que se desea. Los cuadros que pinta Rosana Largo se entienden de manera intuitiva y emocional. Pocos artistas conozco que mantengan la ilusión, la búsqueda de la verdad o la libertad como Rosana Largo. Y una cosa importarte: va dejando atrás el no saber decir NO. Culta, inteligente y adicta al trabajo ya está preparando otra vez la maleta para ir por ahí por el mundo en busca de aventuras.

Miro los cuadros de Rosana Largo y lo primero que veo es una sensualidad inmediata que resulta placentera y admirable

Siempre parece revelarnos una especie de conocimiento formal sobre un tema enigmático hasta el punto de que podría pensarse que sus figuras proponen una relectura de lo clásico. Lo esencial es invisible a los ojos… que con las trencitas de tu pelito rubio me amarren las manos? cuando se despertó, el dinosaurio… Alicia se levantó de un brinco y, muerta de curiosidad…

Sus cuadros llenos de matices exquisitos, de colores bellísimos sumergen al espectador con pasmosa facilidad en otros mundos

Una pintora poseída de una técnica endiablada, en la que la precisión y el detalle están subordinadas a una disciplina y a una honestidad marca de la casa y de la familia. Todo eso emana en su pintura. Sus cuadros llenos de matices exquisitos, de colores bellísimos sumergen al espectador con pasmosa facilidad en otros mundos: Saint-Exupéry, Lewis Carroll, Perrault, hermanos Grimm, los frescos de Duccio, Simone Martini, Ambrogio y Pietro Lorenzetti.

Al cabo del tiempo sus cuadros van adquiriendo otros significados que se añaden a modo de sedimentos

El trabajo de Rosana Largo gusta, ha recibido otra vez el premio internacional Leonardo da Vinci por su cuadro ‘Alegoría del teatro’ por reseñar el último. Si te gusta lo que haces y lo estás haciendo bien y encima tienes reconocimiento por ello eso quiere decir que el futuro es halagüeño. La pasión, la pasión es lo que te cambia la vida también ha dejado huella en Paredes de Nava. El Museo de los Cuentos y la Ciencia llevan su impronta.

Los cuadros de Rosana Largo igual que los buenos vinos están llenos de sensaciones para que el que los mira los disfrute y aprecie todo el trabajo invertido en ellos. El arte es una inutilidad imprescindible que te abre a otros mundos y te enriquece el conocimiento. Rosana descorre el velo y nos permite generosamente acceder a otros mundos. Al cabo del tiempo sus cuadros van adquiriendo otros significados que se añaden a modo de sedimentos a su sentido inicial, cuando a edad muy temprana pasaba la tarde pintando cirulos. Pronto, muy pronto tenemos que ver una retrospectiva de su obra en el Herreriano.

 

Entradas Similares